Último Minuto
​Seminario en liderazgo y Comunicación ... - Viernes, 10 Noviembre 2017 11:19
Psicología UTA: Información ... - Jueves, 09 Noviembre 2017 11:57
V Feria Laboral - Jueves, 09 Noviembre 2017 11:29
YVES SIOUI - Artista Indígena Canadiense ... - Domingo, 05 Noviembre 2017 17:48
Conversatorio candidatos Parlamentarios ... - Martes, 24 Octubre 2017 13:48
Ps. Aprendizaje: Entrega Notas II Control - Lunes, 23 Octubre 2017 16:12
Postulación: Prácticas profesionales - Martes, 17 Octubre 2017 13:52
Proceso de eliminación de asignaturas, ... - Lunes, 16 Octubre 2017 10:23
Material (PEEC) Cognitivo II - Domingo, 15 Octubre 2017 23:54
Antropología Filosófica 2017: Tarea 2 + ... - Domingo, 29 Noviembre -0001 19:17
×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 2515

 

Escrito por Diana Cabezas Abarca el 13 mayo, 2014
Si bien los cambios en el proceso de formación de un estudiante de enfermería no han sido tan profundos, la atención integral del paciente sigue siendo la primera prioridad.

Según el Consejo Internacional de Enfermeras, esta carrera abarca los cuidados, autónomos y en colaboración, que se prestan a las personas de todas las edades, familias, grupos y comunidades, enfermos o sanos, en todos los contextos, e incluye la promoción de la salud, la prevención de la enfermedad, y los cuidados de los enfermos, discapacitados y personas moribundas.

Mirado de esa forma, la situación no ha cambiado con el paso de los años, puesto que el objetivo sigue siendo el mismo.

Al respecto, la enfermera y docente de la Universidad de Aconcagua (UAC), Milca Vera, indicó que en la actualidad “se está dando un enfoque biopsicosocial a la enfermería”.

“Esto quiere decir que como profesionales de la salud, nos desempeñamos no solamente en la ausencia de la enfermedad, sino que también en el bienestar biopsicosocial de los pacientes: La parte biológica, la psicológica y la social y, en base a eso, como enfermeras, tenemos que velar cómo satisfacer las necesidades básicas de cada paciente”.

Asimismo, manifestó que “siempre nos hemos guiado por un modelo de enfermería, y ahora nos estamos enfocando en la teoría de Virginia Henderson, la cual se basa en la satisfacción de las 14 necesidades básicas de los pacientes, que son respirar con normalidad, comer y beber adecuadamente, entre otros, y según prioridad, nos enfocaremos en ese modelo, y así hacer los diagnósticos, por ende, nuestra planificación de los cuidados”.

“Otro modelo que se utiliza para la formación de enfermeras, es bajo la teoría de Dorothea Orem y es un tema que se está tomando también en los hospitales, como métodos de atención a los pacientes”, expresó la profesional.

Por su parte, la directora del área Salud de Inacap Rancagua, Carmen Kaufhold, indicó que “la mística de la enfermería es la misma, lo que ha cambiado son los procedimientos y la técnica que ha traído la modernidad a la medicina, pero el valor, el arte y la ciencia que significa la enfermería, sigue siendo la misma”.

A lo que añadió que “las estudiantes se forman con asignaturas que las preparan para enfrentar el mundo laboral con las nuevas tecnologías. Partimos con la autogestión, para que puedan enfrentarse al mundo moderno, dándole el énfasis en los valores, con la humanización de la atención, ya que el centro es la atención del usuario, su entorno y su familia, y los altos cánones de ética son para nosotros fundamentales”.

FUENTE: eltipografo.cl

Publicado en Enfermería :: Arica

 

En abril la Cámara de Diputados aprobó el proyecto para las carreras de Obstetricia y Enfermería. Sin embargo, otras cinco exigen estar incluidas en la iniciativa por lo que el documento no fue aprobado y pasará a Comisión Mixta.

 

 

Hace unos momentos, laComisión de Educación del Senado rechazó el informe de la Cámara de Diputados que otorga exclusividad universitaria a ciertas carreras del área de salud, pero que deja fuera a cinco de ellas.

El proyecto de ley, que se encuentra en tercer trámite, busca otorgar exclusividad universitaria a siete carreras del área de la salud, sin embargo, el pasado 22 de abril la Cámara aprobó el proyecto para que las carreras de Obstetricia y Enfermería se impartan únicamente en planteles universitarios, dejando fuera a otros cinco programas que exigen estar incluidos en la misma categoría.

Se trata de Kinesiología, Nutrición, Fonoaudiología, Tecnología Médica y Terapia Ocupacional.

El proyecto establece modificar el artículo 52 de la Ley Orgánica Constitucional de Educación (LOCE), incorporando estas carreras a la nómina de títulos profesionales que requieren de licenciatura previa para su otorgamiento. 

Ante el rechazo del informe por parte de la Comisión del Senado, por votación unánime, el proyecto deberá pasar a Comisión Mixta.

por Génesis Moreno

Fuente:

http://www.latercera.com/noticia/nacional/2014/05/680-578076-9-senadores-rechazan-informe-de-la-camara-que-aprueba-exclusividad-universitaria.shtml

Publicado en Enfermería :: Arica

Comunidad del área de la Salud,

 

Nos llegó la siguiente invitación al seminario que se desarrollará en la UTA.

Pasen la voz y asistan, buena oportunidad para ampliar y potenciar conocimientos.

Publicado en Enfermería :: Arica

No hay limites

Viernes, 07 Febrero 2014 11:30

 

En este momento se encuentra en el Centro de Alto Rendimiento (CAR) entrenando todos los días para su próxima competencia; los Juegos Parasuramericanos 2014 de Santiago de Chile, para luego, tres días después, embarcarse al Mundial Paralímpico, torneos ambos en que busca llevarse el oro.
 
Aunque ahora todo pareciera ir perfecto para Carlos, no siempre fue así. Su vida está plagada de altos y bajos, alegrías y frustraciones, méritos e injusticias. Aunque todo partió con el amor al básquetbol.
 

Entre el basquetbol y las pesas

 
Había tenido una infancia buena, aunque algunas veces tuvo que lidiar con la crueldad de algunos compañeros en el colegio. Carlos nació con artrogriposis, un extraño síndrome que afecta a una de cada 3 mil personas y que produce el acortamiento de los músculos. A pesar de eso, jamás se recriminó a sí mismo por no poder caminar, pero le importaba mucho cómo el resto de las personas lo miraba. 
 
Tenía solo 15 años cuando tuvo la oportunidad de operarse las piernas. El día que fue a la consulta, le dijeron que no iba a poner caminar 100%, que sus piernas iban a quedar rectas, iba a estar con prótesis y tampoco se iba a sentar bien. De todas maneras, estaba decidido a seguir con la operación para mejorar su apariencia frente al resto. Eso, hasta que un encuentro fortuito cambió su destino.
 
"Un día una señora se me acerca en la calle y me dice si acaso a mi me gustaría jugar básquetbol en silla de ruedas, que ella pertenecía a un club. Para mí eso del deporte paralímpico era Estados Unidos, acá en Chile eso no existía. Para mí, era como algo de película", recuerda Carlos. 
 
Ese día estuvo desde las tres de la tarde hasta las ocho de la noche jugando, fascinado. Siempre le gustó el deporte y descubrir que sí lo podía hacer hizo cambiar rotundamente su decisión: no se operaría. Jugó durante tres años seguidos hasta que un día, mientras disfrutaba en la piscina con unos amigos, uno le dijo que tenía pinta de poder hacer otro deporte. 
 
"Mi amigo conversó con la única persona que levantaba pesas paralímpicas en ese entonces, Victor Valderrama. Me dijeron que fuera a San Francisco con Tarapacá un lunes... fue otra cosa. Ver que había un técnico, una persona que se está preocupando de lo que tienes que hacer y que lo hagas bien".
 
Tenía 18 años y pesaba 38 kilos, pero sorprendentemente y sin entrenamiento previo, logró levantar 90 kilos. Le ofrecieron que se dedicara al deporte y aceptó, pero jamás imaginó que tres meses después estaría camino a Dubai para competir en un Mundial Paralímpico.
 
Durante ese tiempo entrenó intensamente; del liceo se iba al gimnasio y subió su marca hasta los 110 kilos, aunque en Dubai sólo levanto 105, pero eso ya era todo un logro, porque no solo median el peso, sino también la técnica que tenía que ser perfecta.
 
Entonces llegó el punto donde tenía que tomar una decisión: básquetbol o pesas. No podía hacer las dos, porque si realizaba el primero, se arriesgaba a muchas lesiones, lo que iba a perjudicar su rendimiento al momento de levantar pesas. Su técnico lo hizo decidir.
 
"Me di cuenta de lo que podía hacer con las pesas, que podía viajar y me motivé, pero no eran los viajes lo que me motivaba, era que sabía que podía competir por Chile. Siempre fui patriota, me encantaba ver a la selección y de repente que te digan que tu puedes hacer lo mismo...pucha me fue motivando a dejar los otros deportes y seguir solo con las pesas"
 

El primer récord... y nada a cambio

 
Juegos Paralímpicos, año 2000, Sydney. Carlos pesaba 48 kilos, el récord en su categoría era de 112 kilos y él lo batió levantando 142 kilos. Cuando llegó a Chile, orgulloso, cuenta que salvo un reportaje que le hicieron, no salió en ningún lado y tampoco hubo remuneración, porque en ese entonces no había un fondo para los deportistas paralímpicos, había que conformarse con viajar. 
 
"Eso claramente molestaba, porque 
 

para dedicarte bien a esto, necesitas plata, no todo es amor al arte

".
 
Con el tiempo se fue consiguiendo más apoyo, aunque aún no monetario, pero en preparación y capacitación. Para los juegos paralímpicos de Atenas 2004, por primera vez se le dio la oportunidad de irse tres meses al CAR para poder prepararse. Estaba en la categoría 56, levantando 160 kilos, lo que significaba que iría a Grecia a pelear la medalla de bronce.
 

Las pesas al suelo

 
Carlos iba con todas las ganas para competir en Atenas, a pesar de que la Federación Paralímpica de Chile (FEPARACHILE) había tomado la decisión de no enviarlo con su técnico de siempre; habían contratado a otro para el viaje.
 
Una vez allá comenzó el tormento. Por error fue inscrito en una categoría mucho más baja que la de él, estaba en la 48 y no en la 56, por lo que el presidente de las pesas les comunicó que, a no ser que bajara de peso, no podría competir. Tenía que bajar ocho kilos en tres días.
 
"Anduve tres días con chaquetas de cortaviento, corriendo y dando vueltas por la villa olímpica, hice bicicleta manual, sauna y no comí, a pura agua. No lo logré, me faltó un kilo y medio".
 
No pudo competir y de vuelta en Chile se hizo un informe de lo sucedido en el cual, según cuenta Carlos, no se dijo la verdad. Se dijo que la razón de porqué no pudo competir, fue por no cuidar su peso.
 
"Llego entonces al mundial en Corea y no me fue bien, no hice una buena marca y no clasifiqué, no daba para clasificar en ningún lado", recuerda Carlos.
 
De vuelta en Chile la FEPARACHILE le pidió que siguiera entrenando, pero él necesitaba plata y era difícil hacer las dos cosas, en ese entonces trabajaba en un supermercado en la balanza del pan. Hubo un mal entendido, sumado al informe recién hecho, se le suspendió de toda competencia.Carlos cuenta que el informe decía que estaba castigado, el cual duró desde 2005 a 2011.
 

De cero gramos a 181 kilos

 
En todo ese tiempo, jamás volvió a levantar una sola pesa, pero siguió comiendo como cuando entrenaba y el resultado fue una subida de su peso de 56 a 80 kilos. 
 
Carlos cuenta que jamás se olvidó de las pesas, pero faltaba alguien que lo empujara a volver . En 2011 vivía en Antofagasta donde estaba su hija, Ivana Belén, quien ahora tiene cinco años. Un día viajó a Santiago para ver a su mamá y conversando con ella, le sugirió que llamara al técnico.
 
No fue fácil contactarlo, tuvo que dejar su número en el CAR y esperar que el técnico, Víctor Rubilar, lo llamara. No pasó más de un día; había un viaje en tres meses a Jordanía para las clasificatorias a los Juegos Parapanamericanos de Guadalaraja y el técnico lo quería ahí.
 
Víctor le dijo que tenía que bajar por lo menos a 67 kilos y Carlos dijo que estaba dispuesto a lograrlo. Aún había que hablar con la federación. El técnico le pidió que grabara un video donde demostrara cuánto estaba levantando.
 
"Se lo mostró a Patricio Bowen y le dijo que bueno, pero que tenía que pesar 67, que si pesaba 67 kilos con 100 gramos, estaba afuera. A la semana me vine a instalar al CAR acá en Santiago, a tres meses de la competencia a entrenar con todo. No bajé a 67, bajé a 60 y en esa categoría competí", relata Carlos, quién llegó a Guadalajara y obtuvo el tercer lugar.
 
Para el siguiente año, las categorías cambiaron y ya no había 60, sólo 59. Tuvo que bajar un kilo y además no le empezó a ir bien. En la competencia en Brasil, buscando batir el récord parapanamericano, terminó con los tres levantamientos nulos. Tiempo después, ese mismo año, fue a Rusia y quiso batir el récord mundial que estaba en 170 kilos y el resultado fue el mismo: tres levantamientos nulos.
 
"Después de haber estado peleando récord mundial, panamericano y campeonato europeo, me quedé sin nada (...). Más que enojado, me empecé a cuestionar ¿sigues en esto? Están gastando en mí, vengo de tremendo viaje, casi la vuelta al mundo y no hago ningún levantamiento válido. Me sentía pésimo". Pero siguió y el premio estaba a la vuelta de la esquina. En el camino, además, sumó dos valiosos auspiciadores: Sparta y Sport Nutrition.
 
Fortaleza, Brasil, noviembre 2013. Garrido parte con 165 kilos en la categoría 59, lo logra y es válido. Segundo levantamiento, 174 kilos: válido. Tercer levantamiento, 181 kilos, con eso se llevaría el récord, pero no lo logra: falló. 
 
Sin embargo, las reglas dicen que si estás batiendo un récord mundial, tienes derecho a un cuarto levantamiento y el técnico lo alienta a que lo intente nuevamente.
 
"Lo grité con todo, lo dieron válido. Era record mundial", recuerda Juan Carlos con una sonrisa en su cara
 

No nos tengan pena. Admírennos.

 
Los primeros Juegos Parasuramericanos de la historia se realizarán este año en Chile, del 27 de marzo al 2 de abril. Este mega evento reunirá a los mejores 500 atletas de diez países. Serán un total de siete disciplinas; atletismo, tenis en silla de ruedas, natación, bochas, basquetbol en silla de ruedas, tenis de mesa y levantamiento de pesas.
 
Para Juan Carlos, este gran evento que se realizará en nuestro país, es parte de uno de los sueños que tiene. Más allá de sus récords, quiere ser reconocido por los chilenos y de la forma en que se debe, tanto por las personas como por los medios de comunicación. 
 
"Espero que a los Juegos Parasuramericanos se le dé la cobertura necesaria para que la gente vea realmente lo que es el deporte paralímpico. 
 

Nosotros no queremos que la gente se emocione porque le damos pena, queremos que se emocionen por nuestros logros deportivos

, no queremos que les de pena vernos hacer deporte".
 
El camino de Juan Carlos no se termina aquí; seguirá compitiendo y entrenando para volver a ser récord mundial, llegar a los juegos paralímpicos y traerse la medalla de oro. Al igual que todo otro deportista convencional, seguirá luchando para que lo reconozcan como tal.
 
"Tengo una discapacidad, eso lo tengo asumido, pero cuando estamos hablando de deportes, yo soy un deportista".

 

Info: Vías Parenterales

Jueves, 30 Enero 2014 11:05

Introducción

La vía intravenosa es una de las cuatro vías parenterales que existen para la administración de medicamentos lo cual, en atención primaria, se suele llevar a cabo de dos maneras:

  • Directa.  Es la administración del medicamento en forma de bolo, ya sea solo o diluido (normalmente en una jeringuilla de 10 ml, la cual contendría la sustancia a inyectar junto con suero fisiológico hasta completar los 10 ml).  Se usa pocas veces por las complicaciones a que puede dar lugar, ya que en general los medicamentos necesitan un tiempo de infusión más amplio que el que se obtiene con este procedimiento.

  • Por goteo intravenoso, canalizando una vía venosa.  Es la forma de tratamiento empleada ante determinadas situaciones clínicas (crisis asmática, cólico nefrítico, etc.) o bien para permitir la derivación hospitalaria en unas condiciones adecuadas.

A la hora de administrar una medicación se debe de actuar sistemáticamente, cumpliendo una serie de pasos:

  • Preparar el material necesario.

  • Preparar el medicamento.

  • Elegir el lugar de inyección.

  • Administrar el medicamento.

Preparación del material necesario para la administración intravenosa de los medicamentos

El material que se precisa es el siguiente (para más detalles ver “Administración parenteral de medicamentos: conceptos generales”):

  • Medicación.

  • Jeringuilla para cargar el fármaco y luego introducirlo en el suero.  La cantidad de fármaco que hemos de cargar será la que determine su capacidad.

  • Aguja para cargar el fármaco y luego introducirlo en el suero.  Emplearemos una aguja de carga (longitud de 40-75 mm, calibre de 14-16G y bisel medio) o, en su defecto, la que tenga mayor calibre de las que dispongamos.

  • Antiséptico.

  • Recipiente con la solución a perfundir.

  • Aguja de venopunción: tipo palomilla o tipo catéter endovenoso.

  • Sistema de perfusión.

  • Pie de suero.

  • Gasas o algodón.

  • Guantes (no es necesario que sean estériles).

  • Torniquete.

  • Sistema de fijación.

El recipiente con la solución a perfundir suele ser una botella de plástico o de cristal, la cual posee un tapón de caucho que, a su vez, está protegido por un capuchón metálico o de plástico.  La capacidad del recipiente es variable (100ml, 250ml, 500ml, 1000 ml) y elegiremos una u otra según la situación en la que nos encontremos.  Para colgar el recipiente en el pie de suero emplearemos el sistema que traiga incorporado el cual suele ser, o bien una argolla, o bien una redecilla plástica (canasta).


Figura 1



La aguja de venopunción puede ser una palomilla o un catéter.  La palomilla (descrita en el documento “Administración parenteral de medicamentos: la vía subcutánea”), por su pequeño calibre, se emplea muy raramente en las venopunciones.  El catéter es un dispositivo que consta de las siguientes partes:

  • Una funda protectora.

  • El catéter propiamente dicho, que es un tubo flexible que acaba en un cono de conexión.

  • Un fiador metálico que va introducido en el catéter y que sobresale por su punta, lo cual nos permite puncionar la vena.  El fiador, en su otro extremo, posee unas pequeñas lengüetas de apoyo para los dedos y una cámara trasera, la cual nos permite observar si refluye la sangre en el momento que realizamos la punción.


Figura 2




Figura 3




Figura 4



El fiador, como todas las agujas endovenosas, posee un bisel largo.  Los diferentes calibres y longitudes que puede presentar quedan reflejados en la tabla 1 (el color del cono de conexión que se indica es el más frecuente, pero puede variar según la casa comercial):

 Tabla 1. Tipos de catéteres endovenosos
Longitud Calibre Color del cono
25 mm 22G (0,9 mm) Azul
32 mm 20G (1,1 mm) Rosa
45 mm 18G (1,3 mm) Verde
45 mm 14G (2,0 mm) Naranja

 Elaboración propia


Figura 5



El sistema de perfusión es el dispositivo que conecta el frasco que contiene la solución a prefundir con el catéter.  Consta de las siguientes partes:

  • Punzón.  Con él se perfora el tapón de caucho del frasco.  Para conservar su esterilidad tiene una capucha protectora.

  • Toma de aire con filtro.  Para que la solución fluya, es necesario que vaya entrando aire a la botella.  La toma de aire permite que esto suceda sin que dicho gas pase al resto del sistema.  El filtro, por su parte, impide la entrada de gérmenes.

  • Cámara de goteo o cuentagotas.  Es un recipiente en el cual va cayendo la solución gota a gota.  Nos permite contar el número de gotas que caen por minuto, para así poder regular la velocidad con la que queremos pasar la perfusión.  Hay cámaras de goteo que en su parte superior presentan una pequeña barrita vertical o microgotero.  Con él obtendremos, en vez de gotas, microgotas, lo cual es útil cuando se desea ajustar con mucha precisión el ritmo de perfusión de la solución (medio hospitalario).

  • Alargadera.  Es un tubo flexible que parte del cuentagotas y que acaba con una conexión para el dispositivo de punción.

  • Llave o pinza reguladora.  Se encuentra en la alargadera y, como su nombre indica, nos permite regular el ritmo de perfusión de la solución.  Las hay de varias clases, pero la más frecuente es la tipo roller.

  • Puerto de inyección.  Lo poseen algunos sistemas de perfusión.  A través de ellos se puede inyectar medicación sin tener que desconectar el sistema (lo cual favorece la asepsia).

Preparación del medicamento a administrar intravenosamente

Antes de realizar cualquier procedimiento hay que lavarse las manos y enfundarse unos guantes, que en este caso no es preciso que sean estériles.  A continuación haremos las siguientes actividades:

Cargar en la jeringuilla el medicamento que luego vamos a introducir en el suero.  Las instrucciones a seguir quedan explicadas en “Administración parenteral de medicamentos: conceptos generales”.

Introducir el medicamento en el suero.  Para ello retiraremos el capuchón protector, desinfectaremos con el antiséptico el tapón de caucho e inyectaremos el medicamento que previamente habíamos cargado en la jeringuilla.  En todo momento se ha de conservar la asepsia de las zonas estériles (en este caso el tapón de caucho y la aguja de la jeringuilla).

Conectar el sistema de perfusión con la botella:

  • Abrir la toma de aire y cerrar la llave tipo roller del sistema de perfusión.  Para facilitar su posterior manejo y control, la llave debe de estar a unos 2-4 cm de la cámara de goteo.

  • Retirar la capucha protectora del punzón.  No tocar el punzón en ningún momento.

  • Insertar el puzón en el tapón de caucho de la botella que contiene el suero.

  • Invertir el frasco y colocarlo en el pie de suero.

  • Presionar la cámara de goteo con los dedos para que se llene hasta 1/3-1/2 de su capacidad.  Si no hacemos esa presión y dejamos que se rellene por gravedad, lo que entrará en el sistema será la solución a prefundir junto con aire.

  • Abrir la llave tipo roller más o menos hasta la mitad para purgar de aire la alargadera (la capacidad volumétrica de ésta es de 10 cc).

  • Una vez que la alargadera está llena de líquido, cerrar la llave tipo roller.

En la aplicación de medicación por goteo intravenoso, además de preparar la sustancia a administrar, hay que calcular la velocidad de perfusión.  Para ello se debe de tener en cuenta que:

1 ml = 1 cc = 20 gotas = 60 microgotas

A partir de aquí podemos hacer el cálculo de la velocidad de perfusión mediante reglas de tres o aplicando directamente la siguiente fórmula:

Número de gotas por minuto = volumen a administrar en cc x 20 gotas / tiempo en el que tiene que pasar la perfusión expresado en minutos.

Número de microgotas por minuto = volumen a administrar en cc x 60 microgotas / tiempo en el que tiene que pasar la perfusión expresado en minutos.

Así, para administrarle a un paciente una perfusión de una ampolla de metamizol diluida en un suero de 100 cc en media hora, la velocidad de perfusión por minuto sería de 66’6 gotas por minuto (por aproximación, 67 gotas por minuto):

Número de gotas por minuto = 100 cc x 20 gotas/30 minutos = 66’6.

Elección del lugar de la inyección para la administración intravenosa de medicamentos

A la hora de elegir el lugar para la venopunción hay que tener en cuenta una serie de factores previos:

  • La duración del tratamiento.  Si se prevé que va a ser menor de 6 horas, se escogerá el dorso de la mano.  Si se estima que la duración va a ser mayor, se preferirá el antebrazo.

  • El tipo de solución.  Si es fleboirritante (soluciones ácidas, alcalínas o hipertónicas, de uso poco frecuente en atención primaria), se aconsejan las venas gruesas.

  • El tamaño de la aguja.  Para venas de pequeño calibre, agujas de pequeño calibre y para venas de mayor calibre, agujas de mayor diámetro.  En los adultos los calibres que mas se emplean son el de 20G (color del cono rosa) y el de 18G (color del cono verde).  En los niños y en los adultos en los que hay que elegir una vena de pequeño calibre, se utiliza el catéter de 22G (color del cono azul).

  • El tipo de vena.  Son de preferencia las venas que sean flexibles y rectas.  Está contraindicado pinchar cualquier trayecto venoso que esté inflamado.

  • La edad del individuo.  En los recién nacidos y los lactantes hasta el año de edad se escogen las venas epicraneales.  En los adolescentes y los adultos, las de la mano y el antebrazo.  En los ancianos se prefieren las venas del antebrazo ya que las de la mano, además de tener un trayecto bastante tortuoso, son difíciles de fijar a la hora de pincharlas (se mueven o “bailan”).


    Figura 1
    Visión ventral del brazo derecho


Las zonas donde se pueden administrar los medicamentos se localizan en las extremidades, prefiriéndose siempre la extremidad superior a la inferior:

  • Red venosa dorsal de la mano: venas cefálica y basílica.

  • Antebrazo: venas cefálica y antebraquiales.

  • Fosa antecubital: vena basílica (la de elección), vena cubital (es la de elección para las extracciones de sangre periférica, pero no para canalizar una vena, ya que su trayecto es corto) y vena cefálica (es difícil de canalizar porque no es recta y “se mueve” bastante).

  • Brazo: venas basílica y cefálica.

  • Red venosa dorsal del pie.

  • Zona inguinal: venas safena interna y femoral.


    Figura 2
    Visión dorsal de la mano derecha


A la hora de decidir el lugar de venopunción se ha de ir sin prisas, observando y palpando los diferentes trayectos venosos.  Se debe proceder de la siguiente manera:

  • Coloque el torniquete entre 10-15 cm por encima de la zona que va a observar.

  • Espere unos segundos a que se rellenen los trayectos venosos.  Se puede favorecer la dilatación del vaso con varias maniobras: friccionando la extremidad desde la región distal hacia la proximal (por debajo del torniquete); abriendo y cerrando el puño; dando golpecitos con el dedo; y aplicando calor (con una compresa caliente o friccionando la zona con alcohol).

  • Observe y palpe los trayectos venosos una vez bien dilatados y rellenos.

  • Elija el lugar de punción.

Inserción del cateter y aplicación intravenosa del medicamento

Los pasos a seguir son los siguientes:

Desinfectar el lugar de punción.  Para ello aplicaremos una torunda impregnada de antiséptico en el centro de la zona elegida.  Posteriormente y con un movimiento que dibuje una espiral hacia fuera, abarcaremos un diámetro de unos 5 cm.  Con ello “barreremos” hacia el exterior los gérmenes de esa zona de la piel, cosa que no conseguiremos si el movimiento que le imprimimos a la torunda es de derecha a izquierda o de arriba abajo.

Preparar el catéter.  Retiraremos la funda protectora con la mano no dominante.  Con la mano dominante sostendremos el catéter de la siguiente manera: los dedos índice y medio se apoyarán en las lengüetas, mientras que el pulgar lo hará en la cámara trasera.

Inmovilizar la vena a puncionar.  Colocaremos la mano no dominante unos 5 cm por debajo del lugar de punción y tiraremos de la piel en este sentido, así conseguiremos “aplastar” la vena contra el músculo subyacente, el cual actuará de plano duro.

Realizar la venopunción.  La punción de la vena se puede hacer mediante dos métodos: el directo (se punciona directamente sobre la vena) y el indirecto (se punciona la zona cercana al vaso y luego dirigimos la aguja hacia el trayecto venoso).  Insertaremos la aguja con el bisel hacia arriba, formando un ángulo de 30-40 grados con la piel.  Observaremos si retorna sangre hacia la cámara trasera del catéter, lo cual nos indica que la aguja ha entrado en la vena.  A continuación, disminuiremos el ángulo de la aguja, dejándola casi paralela a la superficie cutánea.  Finalmente y con un movimiento coordinado de ambas manos, canalizaremos la vena: la mano no dominante va introduciendo el catéter mientras que la mano dominante va retirando el fiador.

Conectar el catéter al sistema de perfusión.  Primero estabilizaremos el catéter con la mano no dominante, haciendo presión sobre la vena justo por encima del punto de inserción (así también evitaremos la salida de sangre).  Al mismo tiempo que estamos estabilizando el catéter con una mano, con la otra retiraremos el torniquete y conectaremos rápidamente el sistema de perfusión.

Asegurar el catéter a la piel.  Emplearemos el sistema de fijación de que dispongamos: esparadrapo, apósitos de las diferentes casas comerciales, etc.

Abrir la llave del sistema de perfusión y ajustar con ella la velocidad a la que queremos que pase la solución.

 

 

Publicado en Enfermería :: Arica

 

Se puede curar el parkinson? este estudio realizado demostro lo siguiente :

El Hospital Rambam en Haifa , anunció el éxito de un nuevo método para el tratamiento de los trastornos del síndrome de Parkinson, el principal, el temblor en el cuerpo , lo que perjudica aún más los pacientes haciéndolos incapaces siquiera para alimentarse o simplemente beber un vaso de agua.
El tratamiento se realiza con una especie de casco que permite que el paciente reciba el tratamiento sin tener que abrir el cerebro . El paciente se coloca en un aparato de RM (resonancia magnética ), donde las ondas de ultrasonido se dirigen sólo a la región del cerebro afectada por el síndrome de Parkinson.
El vídeo se puede ver al paciente con un temblor incontrolable antes del tratamiento y después de la intervención se aleja , se sienta en una silla y se toma a sí mismo un vaso de agua . El paciente también declaró sentirse bien durante y después de la intervención de los médicos.
Este es un método revolucionario que estaba siendo investigado en el Hospital Rambam , asociado a la Universidad de Haifa y ahora se puede mejorar la vida de millones de personas en todo el mundo.


fuente: 

http://www.energia-creativa.com

 

Publicado en Enfermería :: Arica

Enfermería ¿Una carrera solo de mujeres?

Viernes, 29 Noviembre 2013 21:41

 

Sólo el 2013, más de la mitad de los estudiantes que ingresaron a la educación superior fueron mujeres. Las áreas varían con respecto al tipo de institución al que ingresan

343.613 alumnos ingresaron el 2013 a una institución de educación superior.

De esta cifra, el 50,7% son mujeres, que en su mayoría prefirieron ingresar a una universidad por sobre un instituto profesional (IP) y centros de formación técnica (CFT).

Según cifras de MiFuturo.cl, las áreas que eligen las mujeres varían conforme al tipo de institución al que ingresan. A nivel universitario, aparecen como prioridades enfermería, psicología, ingeniería comercial, derecho o fonoaudiología.

Mientras que quienes ingresan a IP o CFT, se inclinan por técnico en enfermería, prevención de riesgos, administración de empresas.

Revisa a continuación cuáles son las carreras que más prefieren las mujeres:

 

CARRERAS DE MAYOR MATRÍCULA FEMENINA EN UNIVERSIDADES

CARRERA MATRICULA 1ER AÑO 2013
Enfermería 6.666
Psicología 4.190
Ingeniería Comercial 4.157
Derecho 3.784
Nutrición y dietética 2.745
Pedagogía en Educación Diferencial 2.709
Kinesiología 2.480
Trabajo Social 2.248
Pedagogía en Educ. Párvulos 1.714
Administración de Empresas 1.664
Terapia Ocupacional 1.539
Odontología 1.500
Técnico en Prevención Riesgos 1.494
Pedagogía en Idiomas 1.476
Contador Auditor 1.476
Ingeniería Civil Industrial 1.420
Tecnología Médica 1.393
Obstetricia y Puericultura 1.386
















 

 

CARRERAS DE MAYOR MATRÍCULA FEMENINA EN IP

Carrera Matricula 1er año 2013
Técnico en Enfermería 8254
Técnico en Prevención de Riesgos 4714
Técnico en Administración de Empresas 4442
Ingeniería en Prevención de Riesgos 3769
Trabajo Social 2.749
Psicopedagogía 2747
Técnico en Servicio Social 2.265
Técnico Asistente del Educador de Párvulos 2.137
Pedagogía en Educ. Párvulos 2.102
Administración de Empresas e Ing. Asociadas 2.098











CARRERAS DE MAYOR MATRÍCULA FEMENINA EN CFT

Carrera Matricula 1er año 2013
Técnico en Enfermería 7.947
Técnico en Prevención de Riesgos 4.580
Técnico en Administración de Empresas 3.397
Técnico Asistente del Educador de Párvulos 2.561
Técnico en Gastronomía y Cocina 1.931
Técnico Asistente del Educador Diferencial 1.203
Técnico Dental y Asistente de Odontología 892
Técnico en Administración de Recursos Humanos y Personal 859
Técnico en Turismo y Hotelería 840
Técnico en Contabilidad General 720

 

Publicado en Enfermería :: Arica

 

Aaron "Ruedas" Fotheringham es un joven estadounidense que se vio forzado a usar una silla de ruedas desde los tres años, pero decidió que eso no era impedimento para pasarlo bien y hacer backflips, piruetas y saltar en rampas de 15 metros de largo: "Si la vida te da una silla de ruedas, busca un skatepark" dice en uno de sus videos.

Aaron nació en Las Vegas y a los ocho años ya acompañaba a su hermano a andar en bicicletas BMX. Un día le dijo que debería intentar meterse al skatepark en su silla de ruedas. Lo hizo y desde ese momento quedó enganchado.

Después de varios años y caídas, ha logrado dominar el deporte en su silla de ruedas especialmente diseñada para las acrobacias que practica, inspirándose siempre en los trucos que ha observado en BMX y skateboard.

"Ruedas" Fotheringham nació con una espina dorsal bífida, un mal congénito que no permite la fusión de las vertebras posteriores.

Aaron usa una silla de ruedas hecha a la medida, más liviana, resistente y con suspensión, desarrollada en conjunto con la compañía Box Designs Wheelchairs. Además, ha sido parte del show "Nitro Circus" y compite en circuitos de BMX, donde ha obtenido hasta un cuarto lugar.

 

Fuente: 

www.tvn.cl

Publicado en Enfermería :: Arica

Arriendo de box

Miércoles, 20 Noviembre 2013 01:00

En enero se abre nuevo centro medico ubicado en Arica, 21 de mayo a dos cuadras del hospital, contara con médicos, kinesiólogos, psicólogos y nutricionistas. interesados en arrendar box solicitar cotización a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado en Libros y Cuentos

 

Con el título " La batalla que nosotros no elegimos" finalmente Angeló Merendino público su libro en el cual relata principalmente por fotografías todo el proceso desde el diagnóstico y posterior fallecimiento de su esposa Jen .

El objetivo de Angelo Merendino era “humanizar la cara del cáncer”, explicando que su trabajo “muestra el reto, la dificultad, el miedo y la soledad, pero lo más importante, muestra nuestro amor”.

Como referencia el cancer en chile esta entre las 5 principales causas de muerte, algo no menor cuando se trata de una enfermedad muy traicionera.

En un principio, las fotos sólo serían mostradas a la familia, pero antes de morir Jennifer le pidió a su esposo compartirlas. Es así como Angelo decidió publicar a través de facebook y la página My Wife’s Fight With Breast Cancer, las imágenes a blanco y negro de algunos de los momentos que vivió con el amor de su vida, para que las personas pudieran entender el dolor que aqueja a todos los que sufren esta dura enfermedad.

El libro está disponible a través de la Applestore, Amazon y librerías.

les dejamos la pagina oficial:

http://mywifesfightwithbreastcancer.com/

 

https://itunes.apple.com/us/book/the-battle-we-didnt-choose/id714342247?mt=11

 

Publicado en Enfermería :: Arica

Usuarios Online

  • No one available at the moment.