Último Minuto
PausaR, un momento con sentido - Lunes, 11 Septiembre 2017 09:47
Capacitación en Duelo - FECHA POSTERGADA - Domingo, 29 Noviembre -0001 19:17
Antropología Filosófica 2017: TAREA 1 + ... - Domingo, 29 Noviembre -0001 19:17
Participa de la HACKATON Arica Smart City - Martes, 29 Agosto 2017 11:08
El Museo de la Memoria y la UTA buscan ... - Viernes, 25 Agosto 2017 10:24
Capacitación en Duelo - CERTIFICADO - Domingo, 29 Noviembre -0001 19:17
Convocatoria de películas del Festival ... - Miércoles, 23 Agosto 2017 05:19
Se buscan practicantes, Ing. Comercial, ... - Miércoles, 23 Agosto 2017 18:48
Atención Salas de Estudio (apoyo en ... - Martes, 22 Agosto 2017 00:00

Resumen Antropología

Lunes, 07 Julio 2014 00:00

Chicos y chicas, les subo la Síntesis de contenidos de Antropología, en base a los Power Point que nos hicieron llegar.

Espero que les vaya excelente en su evaluación.

Les enviamos un abrazo.

Stephanía y Hans

Hoy La Tercera publica una infografía con resultados de una encuesta a profesores en los países de la OCDE (los más desarrollados... entre los que Chile cree estar). Sus resultados ayudan a entender porqué tenemos una educación de tan baja calidad. Obviamente, los profesores hacen lo que pueden (y más), pero, en esas condiciones, ¿qué se puede esperar?

http://diario.latercera.com/2014/06/26/01/contenido/pais/31-167428-9-ocde-profesores-chilenos-son-los-que-mas-tiempo-pasan-en-las-salas-de-clases.shtml

Porqué es mejor juntos y revueltos

Viernes, 17 Octubre 2014 00:00

 

 

Opinión interesante sobre las ventajas de las aulas diversas, publicada hoy en El Mostrador:

 

http://www.elmostrador.cl/opinion/2014/06/23/efecto-par-mitos-y-verdades-en-el-aula/

Tragedia educativa

Viernes, 20 Junio 2014 11:02

Esta presentación fue creada en Nuevo León, México, hace algunos años. Sin embargo, ¿podría algún profesor o profesora de Chile NO estar de acuerdo con ella?

 

Tragedia_Educativa.pdf

LAS CLAVES DEL MEJOR SISTEMA EDUCATIVO DEL MUNDO

El milagro Finlandés Publicado en Revista Ya, El Mercurio, 17 de junio de 2014.

Empiezan la escuela a los siete años de edad, tienen pocas horas de clases, casi no llevan tareas a la casa y, sin embargo, arrasan en toda medición internacional. Los niños que estudian en ese nórdico país viven en una sociedad donde la confianza en el otro es regla, donde los profesores son muy respetados y donde aprender es algo muy diferente a memorizar. Selección y segregación no figuran en el diccionario escolar. 

Por Claudia Guzmán V.


Si un niño quisiera escapar de la escuela, se preguntará: ¿Qué tan larga debe ser la escalera que necesito apoyar en ese muro de tres metros que me separa del exterior? Esa interrogante se la hacen todos los niños finlandeses a lo largo de su educación escolar. Y no es porque planeen dejar el lugar donde comparten con sus amigos desde los siete años de edad, donde pasan apenas unas cinco horas al día, donde no les mandan tareas para la casa, donde estudian gratuitamente y donde los alimentan sin tener que pagar. No.

Los niños finlandeses se harán esa pregunta -jugando con triángulos y cuadrados de papel de color- porque un profesor les ha pedido, precisamente, imaginar lo inimaginable y, de paso, descubrir lo que Pitágoras declaró 22 siglos atrás. Calcular la hipotenusa de un triángulo rectángulo es algo que los niños finlandeses, aprendices dentro del mejor sistema de educación del mundo, saben hacer y no recitar. Es algo que tuvieron que descubrir y no memorizar.

Encontrar cuál es el sentido que se le da al aprendizaje en Finlandia es uno de los misterios que el mundo entero se ha empeñado en descubrir en los últimos 14 años, desde que la primera prueba de PISA, aplicada por la OCDE en 2000, demostró que ese nórdico país de apenas 5 millones de habitantes tenía el mejor sistema educativo. ISA, Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes (sigla en inglés), se aplica actualmente en 65 países del mundo para medir las competencias de los jóvenes de 15 años en las áreas de lenguaje, matemática y ciencias.

El sentido de la prueba no es medir conocimientos específicos sino evaluar qué tan preparados para la vida adulta están los jóvenes a esa edad, y eso solo se evalúa viendo cómo aplican lo que han aprendido en las escuelas hasta cumplir los 15. -Todo el mundo cree que tiene el mejor sistema del mundo hasta que se decide comparar. Y lo que sucedió con Finlandia fue una sorpresa para ellos también -comenta desde París, Pablo Zoido, analista de Pisa en la OCDE-. No sabemos exactamente cuál es la variable que lleva al éxito de un sistema educacional, porque no hay una fórmula mágica, pero el caso de Finlandia es perfecto para ver que la conjunción de muchas variables únicas pueden llevar a lograr algo que llegue a asombrar.

El experto de OCDE -que agrupa a las economías más desarrolladas del mundo- destaca en primer lugar que el modelo educativo finlandés es muy inclusivo, pues no existe la selección de estudiantes. Más del 90% de las escuelas son públicas, dependen de los municipios, y los niños se matriculan -por ley- en la que tienen más cerca de su casa, reflejando también la escasa segregación social del país.

Que el hijo de un doctor estudia junto al hijo de un albañil es un leitmotiv educacional. Otro factor muy propio de Finlandia es que se retrasa el inicio de la escolaridad básica hasta los 7 años de edad, pues según los estudios cognitivos realizados a los niños, es solo en ese momento del desarrollo de los niños cuando es adecuado comenzar a leer. -La tendencia mundial es que la escolarización comience cada vez más temprano- dice el experto de la OCDE-, pero Finlandia ya es un caso real de estudio solo por este factor de retrasarla. Antes, en la educación preescolar, que dura obligatoriamente solo un año y que se imparte indistintamente en jardines infantiles o en la casa de educadores certificados, solo se realiza estimulación temprana de la socialización. E

n Finlandia, nadie busca tener niños genios para presumir ante los amigos o para postular a un colegio de élite, porque no hay. -Se respeta mucho el ritmo de cada niño -apunta Emilia Ahvenjärvi, académica finlandesa que visitó Chile a petición de la embajada de su país para difundir el modelo-.

Para nosotros es muy importante la atención especial de los niños que requieren de más ayuda. También tenemos niños hiperkinéticos o con déficit atencional, pero no los obligamos a tomar clases separadas del resto. Tenemos un equipo de apoyo que trabaja con ellos dentro de la misma clase, desde muy temprana edad. Y, por eso, para nosotros no existe la repitencia de curso. Nunca un niño repetirá ni se le separará del curso, afectando así su autoestima personal. A lo más cursará un último año de escolaridad básica -un décimo año, pues el ciclo dura hasta el noveno-, antes de ir a la secundaria.

El relato de Emilia asombró a cada uno de los maestros, apoderados y alumnos que la escucharon durante los seis meses que pasó en Chile. Llegó a mediados de 2011, y rápidamente entendió el porqué de la necesidad de los chilenos de tener un buen modelo que imitar. -En mi primer día en Santiago salí a recorrer la ciudad. Tomé el Metro y me bajé en las estaciones que tenían el nombre de "Universidad" -recuerda quien hoy trabaja en la división de estrategia de la Universidad de Jyväskylä-. Así llegué a la USACh y me sorprendí con lo que vi: estudiantes y policías enfrentados, lanzando bombas al interior del Metro... Todo por la educación. l sistema finlandés de educación fue reformado a comienzos de los años 70, luego de casi una década de debate parlamentario sobre qué tipo de educación necesitaba el país. En los años 50 Finlandia había quedado diezmada por las consecuencias de la Segunda Guerra, y su economía básicamente agraria tenía como gran recurso la explotación forestal.

El país necesitaba enseñar nuevas competencias a su población, y el acuerdo fue sacar adelante a toda la población -no a los más ricos ni a los mejores- dándoles una buena educación. Hoy el país no solo figura como una de las naciones con mejor educación, sino que también acumula envidiables índices internacionales en las áreas de felicidad, competitividad e innovación. Tony Wagner, doctor en educación y profesor residente del laboratorio de Innovación de la Universidad de Harvard, se sintió atraído hace un par de años por el exitoso sistema y viajó a realizar el hoy premiado documental "El fenómeno finlandés".

Durante dos semanas visitó escuelas, participó en clases, se entrevistó con autoridades, niños, profesores y apoderados, y vio en terreno otra de las grandes claves del milagro local: la importancia que se le da al profesor. Ser profesor en Finlandia es más difícil que convertirse en ingeniero o doctor. Sólo el 10% de quienes aspiran a estudiar Pedagogía logran ingresar, y quienes quieren ejercer la profesión necesitan como mínimo tener un grado de magíster en Educación.

Nadie se hace rico siendo profesor, pero las brechas salariales son mínimas en ese país donde el 50% de los egresados opta por una educación técnica y no profesional. -Finlandia cambió su educación no a partir de una crisis dada por los bajos resultados en pruebas internacionales, sino por una necesidad país real. Y cuando un país llega a un acuerdo como el de poner a la educación en primer lugar, hay que tomar medidas como cerrar en un 80% las escuelas de Pedagogía, y dejarlas solo en las universidades de élite -destaca Wagner-. Así te aseguras que solo lleguen los mejores a ser profesores y que, dada su alta formación intelectual, no requieran de proceso externo de evaluación.

En Finlandia, destacan todos, no existe un sistema de evaluación docente nacional. Cada profesor está constantemente investigando y auditando su propia performance, sin gran necesidad de control de una autoridad más allá de su propia comunidad escolar. Además, el currículum nacional de materias en el país es -en palabras del experto de Harvard- "absurdamente" pequeño, y cada escuela tiene libertad para adoptar un currículum complementario, enfatizando las artes, la tecnología o las lenguas. Las metodologías también están abiertas a la innovación. Marleen Westermeyer, chilena de 21 años y estudiante de Pedagogía en la Universidad de la Frontera, tuvo la oportunidad de pasar un semestre estudiando allá.

Gracias a una beca del Ministerio de Educación local pudo, en su tercer año de universidad, impactarse con las diferencias de una sala de clase aquí y allá. -Lo primero que llama la atención es que todos los niños se sacan los zapatos para entrar a la sala, también el profesor -comenta-.

Es decir, es un espacio donde no hay ni siquiera la represión simbólica de usar calzado. Tampoco se usa uniforme, el pelo puede ser largo en los hombres o de colores en las niñas, y las uñas pintadas dan igual. -Recuerdo una clase de Literatura de sexto básico donde hablaban de Aleksis Kivi, el autor de "Los siete hermanos", el libro más importante del país -dice Marleen-. L

a clase fue pasar el video de una representación teatral de esa obra, ¡protagonizada por el profesor cuando era estudiante! Ese es el tipo de cosas que un estudiante no olvida jamás -sentencia Marleen, que llegó a estudiar Pedagogía con 758 puntos en la PSU, y motivada por el gran recuerdo que los buenos profesores de su infancia le dejaron del rol.

Las investigaciones internacionales dan cuenta de que Finlandia figura como uno de los países con las salas de clase más bulliciosas del mundo, donde la palabra está menos tiempo a cargo del profesor. Marleen pudo ver eso, y que los contenidos se trabajan como "proyectos" más que como clases lectivas, dejando tiempo a que el profesor trabaje con los rezagados; y que en el desarrollo de esos proyectos se valora la integración de diversos recursos, la cooperación entre alumnos y la originalidad. Por ejemplo, después de la exhibición de ese video donde el profesor se exponía sin pudores ante sus alumnos, vino el encargo de hacer una pequeña película con otro libro que les tocaba leer a los alumnos. M

arleen también recuerda que cuando se trataba de materias técnicas, como artes manuales, el nivel de expertise de los niños de 12 años era revelador. -Manejaban máquinas Bosch para trabajar la madera sin problemas, sin miedo y con total responsabilidad -destaca-. Tienen la madurez para responder a la confianza que se les da. -Quizás nuestro secreto es la confianza -concede Emilia Ahvenjärvi-. Nosotros confiamos en que la escuela más próxima a nuestra casa será buena, confiamos en que el profesor sabrá enseñar y confiamos en que el niño aprenderá. Es una particularidad de nuestra sociedad que recién descubrimos hace un par de años, después de tratar de responder tantas veces a las preguntas sobre el secreto de nuestra educación. Yo he visto que en otros países, como Chile, eso no se da. Siempre hay desconfianza, necesidad de hacer rankings, de segregar más; de hacer más pruebas para saber qué alumno es mejor; que profesor es mejor, que escuela es mejor. Las pruebas segregan, y no son la solución.

Justo en los meses en que Emilia estuvo en Chile, se aplicó en los colegios locales el plan piloto del Simce de Segundo Básico, creado a partir de los malos resultados de la prueba de Lenguaje aplicada a los cuartos básicos, que indicaban que los niños no entendían lo que leían. Es decir, vio debutar una prueba nacional a los 7 años, justo cuando en Finlandia empiezan a aprender. l sistema de evaluación es otra de las particularidades del sistema finlandés. Los objetivos de aprendizaje no se miden por las materias aprendidas sino más bien por la constante interacción de esos contenidos con otros aspectos, como la socialización o resolución de problemas. De hecho, las pruebas formales y graduadas de materias específicas suelen iniciarse recién en el quinto año de educación básica -Allá todo es peculiar: los niños empiezan la escuela un año más tarde, tienen días de escuela más cortos, el año escolar es más breve y llevan el 10% de tareas para el hogar.

Aún así sus marcadores son los más altos -destaca Wagner, de Harvard-. Y, además, tienen mucho más tiempo para jugar y hacer actividades extraescolares, algo que, como muestran las investigaciones, es casi tan importante para el desarrollo de los niños como la educación formal. Desde su posición de experto, Tony Wagner se ha transformado en uno de los mayores críticos del sistema educacional norteamericano, basado en tratar de sacar buenos resultados en las mismas pruebas donde Finlandia destacó sin siquiera proponérselo. -Seguimos creyendo que incrementar los puntajes en las pruebas mejorará la performance de un país. Y el problema es que esos resultados no nos dicen absolutamente nada sobre el mundo del trabajo o la capacidad de los ciudadanos para adaptarse al siglo 21 -dice Wagner-.

En segundo lugar, hacemos apuestas tan altas a esas pruebas, como profesores, que en cierta forma estamos distorsionando y pervirtiendo todos los incentivos en nuestro sistema educativo. ¿Por qué? Porque realmente hay un solo currículum en nuestra escuela: la preparación de las pruebas. En EE.UU. estamos muy equivocados, y lo peor es que casi todo el mundo nos está siguiendo en el error.

En la OCDE, creadores de la prueba de PISA, también tienen claro que "la evaluación de las evaluaciones" tiene que cambiar. El test que se aplica cada tres años, en sus últimas versiones ha aplicado nuevas categorías, como una enfocada a medir los grados de felicidad o la resolución de problemas creativamente. Mientras tanto, en Finlandia, los profesores siguen liderando un constante proceso de autocuestionamiento e innovación educacional. -Tenemos nuevos desafíos, como integración de la inmigración -dice Emilia Ahvenjärvi-.

Tenemos que capacitar al profesorado para esa realidad, y por eso es importante estrechar lazos con el resto del mundo hablando de educación. Hoy el intercambio en educación es para nosotros un sector económico más. En Finlandia, a decir verdad, no se preguntan demasiado sobre los índices internacionales que los revelaron al mundo en 2000, pero que en 2012 los sacaron de los primeros puestos del ranking Pisa, cediendo espacio a países como Corea o Singapur.

Ellos se plantean objetivos que no existen, metas que todavía no tienen medición. -Todos los que trabajamos en educación sabemos que las pruebas se pueden trucar, preparar, aprender. Y eso es lo que pasa en Corea o Singapur. He visto a los niños pasar 10 horas al día preparando un test internacional -dice Tony Wagner-. Eso no es educación -enfatiza-. Y luego, quien ha recorrido el mundo atestiguando las fortalezas de cada sistema de enseñanza y aplicando los grados académicos obtenidos en Harvard, desliza una confesión: -Yo no me sé el Teorema de Pitágoras, porque nunca nadie me dijo para qué me podía servir -dice Wagner, entre risas culpables-.

Lo que Finlandia entendió antes que nadie es que la era del conocimiento se acabó. Ya no tiene valor saber más que la persona que tienes al lado, porque esa persona lo puede googlear. Vivimos en la era de la innovación, hay que saber aplicar lo que se sabe.

Eso es lo que lleva a aprender.


Revista ya

Por Claudia Guzmán V..

Película "Profes"

Jueves, 12 Junio 2014 00:00

Para todos aquellos que estudien en el Área de la Pedagogía, es una buena opción ver esta película, el rol de los profesores en los colegios. PROFES: la diferencia entre cambiar el mundo y cambiar mundos. La película Profes dirigida por Sebastián Moreno (La Ciudad de los Fotógrafos) y producida por Ricardo Larraín (La Frontera, El Entusiasmo, Pasos de Baile), aborda las historias de 6 maestros de diferentes disciplinas, insertos en variados entornos sociales y repartidos en diferentes puntos.

 

ESTUDIANTES VUELVEN A MARCHAR POR LA EDUCACIÓN

Los Estudiantes de la Universidad de Tarapacá determinaron unirse a la convocatoria nacional para marchar el próximo martes 10 de junio.

La Federación de Estudiantes de la Universidad de Tarapacá hace un llamado a toda la comunidad de Arica para marchar este martes 10 de junio contra las iniciativas parceladas del gobierno que no solucionan el sistema de mercado.

A nivel nacional será la marcha que busca levantar los brazos, fortalecer la organización y la movilización; ya que rechazamos el envío de proyectos de ley porque el gobierno no aborda ni se pronuncia sobre el abandono de la educación pública y la necesidad de fortalecerla para transformar la educación en un derecho social garantizado con un acceso que realmente pueda paliar la desigualdad.

Es deber de todos y todas exigir que los cambios sean profundos y no nuevas soluciones que a futuro no resuelvan nada, necesitamos una reforma de verdad que tome en cuenta a los diversos actores sociales que fortalezca la educación pública y que sea gratuita, democrática y de calidad.


¡A RECUPERAR LA EDUCACIÓN PÚBLICA!


Federación de Estudiantes

Universidad de Tarapacá

Publicado en U. de Tarapacá (UTA)

 

FEUT CONVOCA A LA 1° JORNADA POR LA EDUCACIÓN PÚBLICA Y PERSPECTIVA REGIONAL

La actividad se realizará este viernes y sábado en la UTA

La Federación de Estudiantes de la Universidad de Tarapacá (FEUT) está convocando a las primeras Jornadas por la Educación Pública y perspectiva Regional”, actividad que se realizará durante los días viernes 30 y sábado 31 de mayo desde las 10:00 de la mañana en la Universidad de Tarapacá.

Con el objetivo de poder unificar ideas, analizar los proyectos e identificar cuáles son realmente las necesidades de la educación en nuestra región, las jornadas están orientadas para que participen todos los actores que conforman la enseñanza en sus diferentes niveles: estudiantes, apoderados, profesores, dirigentes, entre otros son los convocados para ser parte de esta instancia.

“La finalidad es sacar una postura como región de cara a los cambios que Chile debe afrontar en materia educacional” manifestó Yerko Djuric, Presidente de FEUT.

Financiamiento, ingreso, calidad, democratización, sentido de lo público, mirada regional, son algunos de los temas que se discutirán en las jornadas, las que se espera sean las primeras de muchas actividades de participación real de los diferentes actores sociales.

Si desea participar y obtener mayor información puede llamar a la FEUT al número de teléfono 2205133. 

Publicado en ARICA

 

¿Cómo motivar a los jóvenes cuando pierden el interés en las actividades que realizan dentro y fuera de la escuela? La psicóloga Carol Dweck define la motivación como "el amor por el aprendizaje, el amor por los desafíos". La motivación es, según la autora, un factor fundamental para determinar el éxito en las tareas que emprendemos cada día.

I. A continuación se presentan algunos factores que suelen contribuir al bajo nivel de motivación en los adolescentes:

  • Cambios biológicos. El comienzo de la pubertad y los cambios que se registran en el cuerpo, suelen ser un factor de angustia, preocupación, distracción.
  • Preocupaciones emotivas. A las inseguridades físicas se suma otro tipo de preocupaciones, como por ejemplo el no pertenecer al grupo "popular" de la escuela.
  • El ambiente escolar. Un adolescente puede perder la motivación cuando pasa de la escuela primaria a la secundaria: puede sentirse perdido en la nueva escuela o sobrecargado con la mayor cantidad de trabajo escolar.
  • Percepción de las capacidades. Cuando los jóvenes entran en la adolescencia, a veces comienzan a creer que la capacidad intelectual es fija. Comparan su capacidad con la de otros y se sienten disminuidos. A veces creen que si tienen que esforzarse mucho, es porque tienen menos capacidad. Esta perspectiva suele ser desalentadora: ¿para qué esforzarse demasiado si el esfuerzo no les ayuda a mejorar?
  • Falta de oportunidades. Algunos jóvenes carecen de oportunidades de participar en actividades extraescolares que fomenten su entusiasmo. Es importante buscar en las escuelas, en los centros comunales propuestas accesibles de actividades para los adolescentes.
  • Baja de atención. Algunos profesores observan que es muy difícil conseguir que los estudiantes se concentren en un proyecto escolar cuando están acostumbrados a programas de televisión y otras presentaciones que son rápidas, cortas y requieren de un bajo nivel de atención.

Sucede que los adolescentes deben aprender -y descubrir- que el éxito en la escuela requiere de tiempo y esfuerzo. Son muchas las cosas que compiten por la atención de los jóvenes quienes, muchas veces, esperan que la escuela y sus actividades sean siempre emocionantes.

En casa podemos alentar y dar oportunidades a nuestro hijo, enseñarle que los altos logros académicos generalmente exigen un verdadero esfuerzo; que en la escuela -y en la vida- pueden aprender -crecer y disfrutar- mediante actividades que no siempre son pura diversión.

II. A continiuación se ofrecen algunas sugerencias para fomentar la motivación en los adolescentes:

  • Dar un buen ejemplo. Los adolescentes aprenden mucho al ver a sus padres cumplir con su trabajo y sus obligaciones.
  • Enseñarles a ponerse metas y a trabajar para alcanzarlas. Ayude a su hijo a comprender el valor de enfrentar los desafíos y a descubrir la satisfacción que produce superarlos.
  • Ofrecerles la oportunidad de realizar actividades extraescolares. Los adolescentes necesitan tener oportunidades para desarrollar sus talentos. Quizás su hijo necesite algunas sugerencias para comenzar un nuevo proyecto: pregúntele si le interesa realizar un curso de inglés, una clase de arte o practicar algún deporte.
  • Alentarlos con elogios. Felicite a su hijo cuando ha hecho bien una actividad; la tarea escolar por ejemplo.
  • Detectar y desarrollar sus puntos fuertes. Todos tenemos alguna capacidad especial en alguna área. Identifique qué es lo que su hijo sabe hacer mejor, en qué tiene más habilidad y motívelo a que la desarrolle.
  • Establecer comunicación con la escuela. Comuníquese con los maestros, los tutores escolares o el director de la escuela cuando sea necesario.
  • Fijar metas, objetivos realistas. Cuando se les pide a los jóvenes que logren lo imposible, dejan de esforzarse. No presione a su hijo a participar en actividades que no quiere realizar (aunque a usted pueda parecerle maravillosa).

Y es ésta una de las claves. Su hijo es otra persona: con sus gustos, habilidades e inquietudes. Déjelo desarrollarse; es decir: a la hora de estimular, fortalezca los intereses que él presenta, no los que usted considere que debería desarrollar

Usuarios Online

  • No one available at the moment.