Último Minuto
PausaR, un momento con sentido - Lunes, 11 Septiembre 2017 09:47
Capacitación en Duelo - FECHA POSTERGADA - Domingo, 29 Noviembre -0001 19:17
Antropología Filosófica 2017: TAREA 1 + ... - Domingo, 29 Noviembre -0001 19:17
Participa de la HACKATON Arica Smart City - Martes, 29 Agosto 2017 11:08
El Museo de la Memoria y la UTA buscan ... - Viernes, 25 Agosto 2017 10:24
Capacitación en Duelo - CERTIFICADO - Domingo, 29 Noviembre -0001 19:17
Convocatoria de películas del Festival ... - Miércoles, 23 Agosto 2017 05:19
Se buscan practicantes, Ing. Comercial, ... - Miércoles, 23 Agosto 2017 18:48
Atención Salas de Estudio (apoyo en ... - Martes, 22 Agosto 2017 00:00

Chicos, les dejo un link sobre una charla que ofrece Antonio Damasio sobre conciencia.

Saludos !!

La Ciencia Del Miedo

Jueves, 12 Febrero 2015 00:00
El miedo, un antiguo temor que vive en lo más profundo de nuestro ADN, y una pesadilla actual que perturba nuestra cordura.
El miedo nos mantiene a salvos, pero también puede arruinar nuestras vidas; ¿que es el miedo?, ¿de donde proviene?, ¿nos ayuda o nos perjudica?, ¿podemos eliminar el miedo, y de poder hacerlo, cuales serian las consecuencias?.
Encontraremos las respuestas en este fascinante programa: La Ciencia del Miedo.
 
Versión resumida (12 minutos)

                  
 
La versión completa está dividida en dos partes.
 
Parte 1
 
                 
 
Parte 2.
 
                 
 
 
 
Publicado en La Previa

El Cerebro Gamer

Lunes, 09 Enero 2012 14:11

 

La neurociencia detrás de la diversión

En nuestra era dominada por avances tecnológicos, pareciera que quedan pocas fronteras por explorar: hacia arriba, el espacio exterior; hacia abajo, el fondo del mar y las capas de la corteza terrestre. Pero tal vez una de las fronteras más fascinantes para la exploración esté justamente dentro de nosotros, en el cerebro humano. Este órgano está asociado a todas nuestras actividades, y su relación con los videojuegos, nuestro pasatiempo favorito, ha mostrado a últimas fechas descubrimientos sumamente interesantes.

En este artículo rastrearemos algunos de estos descubrimientos, relacionados con funciones concretas de nuestro cerebro; veremos también por qué el disfrute de los videojuegos no es biológicamente muy distinto al disfrute por el cine, el teatro o la literatura, y revisaremos si es verdad que el cerebro de los apostadores compulsivos muestra paralelismos funcionales con el de los jugadores más avezados.

Su Majestad, la dopamina

Si pensáramos nuestro cerebro como un reino o territorio (como Azeroth o Skyrim, pongamos por caso), existiría una zona llamada estriado ventral, la cuál debería su influencia y poder a que guarda una de las sustancias más valiosas para nuestra apreciación de la realidad: la dopamina. Seguramente habrán oído que está relacionada con la felicidad, pero también con otros muchos impulsos.

La dopamina es una hormona y neurotransmisor que se libera precisamente en el estriado ventral. Supongamos que esta zona cuenta con “espías” en diferentes partes del cerebro (con nombres tan exóticos como hipocampo, amígdala, corteza entorrinal y más), los cuáles constantemente comunican información al estriado ventral. Cuando la información es satisfactoria, el estriado ventral libera dopamina, una especie de Trifuerza que nos hace sentirnos felices y motivados, aumentando la frecuencia cardiaca y la función arterial.

La dopamina es una especie de embajador en el cerebro, que tiene importantes funciones “diplomáticas” para regular el comportamiento, la cognición, la actividad motora, la motivación, el sueño, el humor, la atención y el aprendizaje. En su relación con los juegos, la dopamina es la responsable de darnos ese glorioso sentido de recompensa cuando vemos una pila de zombis muertos, cuando destruimos el castillo, la estación espacial o liberamos a la princesa (de preferencia antes de derribar el castillo).

Pero la dopamina no es un neurotransmisor dócil y gentil siempre: debido a su efecto placentero, los neurobiólogos consideran que está relacionada con la toxicomanía y el comportamiento adictivo. Es decir, que el sistema nervioso desarrolla dependencia a conductas o sustancias que a su vez liberan dopamina. Pero antes de que los detractores de los videojuegos salten de alegría (liberando, obviamente, importantes flujos dopaminérgicos) hay que decir que la adicción a los videojuegos no es igual a la dependencia que pueden desarrollar algunas personas a las drogas o al alcohol.

¿Por qué es tan divertido jugar videojuegos?

La doctora Simone Kuhn de la Universidad de Ghent, en Bélgica, realizó

Usuarios Online

  • No one available at the moment.