Último Minuto
PausaR, un momento con sentido - Lunes, 11 Septiembre 2017 09:47
Capacitación en Duelo - FECHA POSTERGADA - Domingo, 29 Noviembre -0001 19:17
Antropología Filosófica 2017: TAREA 1 + ... - Domingo, 29 Noviembre -0001 19:17
Participa de la HACKATON Arica Smart City - Martes, 29 Agosto 2017 11:08
El Museo de la Memoria y la UTA buscan ... - Viernes, 25 Agosto 2017 10:24
Capacitación en Duelo - CERTIFICADO - Domingo, 29 Noviembre -0001 19:17
Convocatoria de películas del Festival ... - Miércoles, 23 Agosto 2017 05:19
Se buscan practicantes, Ing. Comercial, ... - Miércoles, 23 Agosto 2017 18:48
Atención Salas de Estudio (apoyo en ... - Martes, 22 Agosto 2017 00:00

uta del estado vertical-01

Asignaturas Antropología

cuva fondo naranja3
videos


logo instagram






antropologia

Asentamientos de 12 mil años da Pistas sobre los Primeros Habitantes del Desierto Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Al menos tres yacimientos encontrados desde 2010 están revelando cómo vivieron y de qué se alimentaban estos cazadores recolectores en un norte menos inhóspito.



 

El sitio de Monteverde, cerca de Puerto Montt, que tiene una datación de 14.420 años, se ha hecho famoso internacionalmente como el primer asentamiento humano en América. Sin embargo, la lógica indica que antes de llegar al sur de Chile, los primeros habitantes de este continente debieron haber pasado por el desierto de Atacama. Y es justamente allí donde, desde el año 2010, un grupo interdisciplinario de arqueólogos y paleoecólogos nacionales ha comenzado a desentrañar pistas sobre esta ocupación.

El epicentro de todos estos hallazgos es el sitio Quebrada Maní 12, al sur de Matilla, donde los científicos, liderados por los arqueólogos Calogero Santoro, de la U. de Tarapacá, y Donald Jackson, del departamento de antropología de la U. de Chile (quien falleció el mes pasado), encontraron hacia 2010 los restos de una ocupación que en 2013 lograron datar en 12.790 años antes del presente, lo que la convirtió en el sitio temprano más antiguo del norte de Chile.

Entre los objetos rescatados se cuentan fragmentos de objetos de piedra y madera, como puntas de proyectil, raspadores y cuchillas, como también evidencia de los fogones que hacían.

En los dos años posteriores, se han sumado otros yacimientos cercanos en los terrenos de Chipana y Pampa Ramaditas, cuenta Santoro. "Ahí encontramos nuevos restos y tenemos toda la sospecha de que se trata también de sitios de fines del pleistoceno, es decir entre 13 mil a 12 mil años antes del presente", explica.

Esto revela que las características ecológicas del lugar eran muy diferentes a las actuales, ya que permitieron asentamientos humanos tempranos permanentes. Es así como estas comunidades emplearon recursos naturales asociados a las riberas de las quebradas y a los pequeños bosques existentes, y fabricó herramientas con el material lítico local, especialmente una cantera que estaba ubicada en las inmediaciones.

Es probable que todas ellas realizaran desplazamientos mayores que traspasaban la zona de la pampa del Tamarugal, alcanzando por el oeste la costa del Pacífico y por el este la cordillera andina, ambos a unos 80 kilómetros de distancia. Esto lo saben porque han encontrado fragmentos de obsidiana (roca volcánica) y también de pequeñas conchas de la especie Nasarius galli , que empleaban probablemente como adorno.

En esa época el paisaje no era un desierto absoluto como ahora, pero las condiciones eran igualmente hiperáridas. No había precipitaciones locales, pero sí árboles como el molle, el algarrobo y el tamarugo, gracias a que por esa época se produjo un aumento de las precipitaciones en la cordillera andina, por lo que las quebradas traían agua con frecuencia y también se producía almacenamiento subterráneo.

Todo ese fenómeno climático desaparece entre los 10 mil a 9 mil años atrás y comienzan a desarrollarse condiciones más parecidas a las actuales. Los paleoecólogos del equipo, Claudio Latorre, de la U. Católica, y Eugenia Gayó, de la U. de Concepción, estiman que hubo un aumento de la productividad vegetal en la zona entre los 17 mil y 9 mil años antes del presente. "Dentro de ese período hay una sequía entre los 13 mil a 12 mil años. Toda la evidencia que tenemos está ligada con una segunda fase de aumento de las lluvias en el altiplano. Pero, lógicamente, la gente que vivió en esta época tenía un conocimiento muy acabado del medio ambiente, lo que significa que a lo mejor hay antecesores que generaron todo el conocimiento para que pudieran funcionar allí", sostiene Santoro.

De ahí la apuesta de los investigadores de que podrían dar con un yacimiento incluso más antiguo que Monteverde y eventualmente con restos humanos, algo que hasta ahora les ha sido esquivo. Sin embargo, el desierto es grande.

 

FUENTE: economiaynegocios.cl

Usuarios Online

  • No one available at the moment.