Último Minuto
FIN DEL PLAZO --> Ampliación postulación ... - Martes, 21 Noviembre 2017 15:34
Postula al Programa Institucional de ... - Miércoles, 22 Noviembre 2017 15:26
​Seminario en liderazgo y Comunicación ... - Viernes, 10 Noviembre 2017 11:19
Psicología UTA: Información ... - Jueves, 09 Noviembre 2017 11:57
V Feria Laboral - Jueves, 09 Noviembre 2017 11:29
YVES SIOUI - Artista Indígena Canadiense ... - Domingo, 05 Noviembre 2017 17:48
Conversatorio candidatos Parlamentarios ... - Martes, 24 Octubre 2017 13:48
Ps. Aprendizaje: Entrega Notas II Control - Lunes, 23 Octubre 2017 16:12
Postulación: Prácticas profesionales - Martes, 17 Octubre 2017 13:52
Proceso de eliminación de asignaturas, ... - Lunes, 16 Octubre 2017 10:23

uta del estado vertical-01




Deja Tu Comentario




Cuento: La piedra

Escrito por 
Published: 06 Febrero 2015
3760 veces
Valora este artículo
(1 Voto)

Quienes hemos tenido las necesidades cubiertas hablamos de la necesidad de desprendernos de lo material para alcanzar la felicidad, mientras que la mayoría de la población mundial lucha cada día para, simplemente, subsistir.

Un cuento de la tradición hindú:

 

La piedra

Un peregrino se quedó a pasar la noche debajo de un árbol, en un bosque cercano al pueblo. De pronto, oyó que alguien le gritaba:

 

— ¡La piedra! ¡La piedra! Dame la piedra preciosa, peregrino.

 

El peregrino se levantó, se acercó al hombre y le dijo:

 

— ¿Qué piedra quieres, hermano?

 

— La noche pasada — le contó éste con voz agitada —, tuve un sueño en el que se me reveló que, si venía aquí esta noche, encontraría a un peregrino que me daría una piedra preciosa y me haría rico para siempre.

 

El peregrino hurgó en su bolsa y le dio la piedra diciendo:

 

— La encontré cerca del río. Puedes quedarte con ella.

 

El desconocido tomó la piedra y se marchó a su casa. Al llegar, abrió su mano, contempló el regalo y vio que era un enorme diamante. No pudo dormir durante toda la noche. Se levantó al alba, volvió al lugar donde había dejado a su benefactor y le dijo:

 

— Dame, por favor, la riqueza que te permite desprenderte con tanta facilidad de un diamante.

 

Tomado de:
Cuentos con luz propia

Usuarios Online

  • No one available at the moment.